Pesca en el Hielo

Para pescar en el hielo hay que armarse de paciencia, es una actividad simple y relajante que invita a disfrutar de momentos de paz en un paisaje inigualable.

Pesca en el hielo

El pueblo Sami al ser un pueblo nómada y no posicionarse en una zona concreta, la pesca y el pastoreo de renos han sido siempre sus principales funciones.

Finlandia tiene casi 188.000 lagos y más de 645 ríos en todo el país lo que le convierte en el lugar ideal para practicar pesca a través del hielo espeso.

Pescar en el hielo es una experiencia que se puede realizar en invierno, pero es en primavera, cuando todavía lagos y ríos están aún helados es el momento ideal para salir a pescar. La primavera con sus largos días y temperaturas más suaves nos invita a realizar dicha actividad. En primavera muchas especies de peces, después del largo invierno apenas sin alimentarse, están muy activos y es más fácil que muerdan el cebo.

Pesca en el Hielo Laponi

Para pescar en el hielo hay que armarse de paciencia. Es una actividad simple y relajante que invita a disfrutar de momentos de paz en un paisaje inigualable. Lo importante no es pescar un pez, algo que no siempre se consigue, sino disfrutar de un entorno que transmite paz y serenidad.

El guía nos preparará y enseñará todos los secretos y trucos para convertirnos, por unos momentos, en auténticos pescadores Sami.

El guía nos ayudará a entrar en el río o lago helado y caminar hasta el lugar correcto, hacer un agujero en el hielo, poner el cebo en el anzuelo y sumergirlo en el agua, sentarse y esperar a que piquen… Nos darán todos los utensilios necesarios para realizar la tarea con éxito. Es muy sencillo y muy seguro siempre que vayamos acompañados por un experto. Lo mejor es entrar en estas zonas siempre acompañados por guías o expertos y no arriesgarse a ir solos ya que hay zonas donde el hielo puede ser muy delgado. A veces hay que esperar horas y puede ser que no pesquemos nada pero la experiencia es muy enriquecedora. Si logramos pescar algo lo cocinaremos a fuego abierto.

En cuanto a la vestimenta hay que ir bien abrigados ya que estaremos mucho tiempo inmóviles. Lo ideal es llevar una buena cantidad de capas. El mono térmico es ideal para esta actividad. Esto unido a una bebida caliente hará de esta excursión un momento inolvidable tanto como si los peces quieren picar el cebo o no.