Sol de Medianoche

Vive dos meses de verano infinitos en Laponia

El verano infinito de Laponia

Finlandia es una pequeña joya muy, muy al Norte de Europa. Aunque se puede considerar un país pequeño, son grandes las cosas que hay por descubrir. El aire es uno de los más limpios del mundo y los paisajes son irrepetibles. Es un país con miles de lagos y bosques que siempre quedan cerca.

Las diferencias entre las estaciones son tan marcadas que los finlandeses están habituados a los contrastes. Sobreviven a los oscuros inviernos árticos donde solamente disfrutan de pocas horas de luz al día, pero tienen su contrapunto en uno de los fenómenos naturales y más maravillosos del país; el sol de medianoche donde la naturaleza les ofrece 24 horas de sol en verano.

Es en verano cuando los espacios públicos rebosan vida tras el duro y frio invierno. En esta época los finlandeses pasan su verano en el exterior disfrutando al máximo de una estación tan corto como cálida.

El Sol de Medianoche es un fenómeno natural que se da en los meses de verano, principalmente Mayo y Junio,  en el Círculo Polar Ártico y en el Antártico. En las zonas más septentrionales de la Laponia finlandesa, el sol se mantiene en el horizonte durante más de 70 días seguidos, entre los meses de mayo y julio.

Sol de Medianoche en Laponia

Debido a la ligera inclinación del eje de la tierra y la refracción solar hace que las noches de verano en Salla sean totalmente iluminadas por el sol y convierte este destino en lugar de ensueño.

Salla, está situado cerca de la frontera con Rusia, en el extremo noreste de Finlandia, en un fantástico entorno natural al lado del Parque Nacional de Oulanka; uno de los entornos más vírgenes e intactos de Europa. Su latitud y cercanía a la Península de Kola en Rusia hace que sea uno de los lugares más espectaculares de Laponia, incluso para disfrutar del famoso Sol de Medianoche

En la zona más al sur del Círculo Polar Ártico, el sol se esconde bajo el horizonte unas horas cada noche, pero no llega a quedarse bañado por la oscuridad. Las llamadas “noches blancas” se suceden en todo el país, e incluso Helsinki, que está en la costa sur, disfruta prácticamente las 24 horas del día de la luz solar.

Cuando las noches tienen casi la luz del día, es posible hacer las mismas cosas que harías durante el día: la peculiaridad está en el tipo de luz, que es increíblemente diferente. El sol toma un color amarillo rojizo, casi como durante el amanecer o el atardecer, y todo lo que te rodea está bañado de una increíble luz cálida y brillante.